Historia

fundadoresNuestra historia comienza en el año 1947 cuando Ladislao Riesgo y los hermanos Miranda Vega inician su actividad en Puentevega (Pravia), creando un negocio familiar de charcutería y carnicería que se centraba en la elaboración y comercialización de embutidos y salazones siguiendo procesos de elaboración artesanales.



En 1960 se acuerda el traslado a una casona del siglo XVIII de la familia Cuervo-Arango, en Malleza (Salas), cuyas dependencias externas se acondicionan para instalar un matadero y una planta de producción, que a través de la implementación de procesos de calidad y de mejora, han llegado a convertirse  en la fábrica que es hoy. En la actualidad está regentada por dos hermanos pertenecientes a la segunda generación familiar.

Bajo esas premisas hemos seguido trabajando generación tras generación, consiguiendo una marca de prestigio que es ya un referente en el mercado nacional.